Vuelta a la rutina: cómo evitar las manchas de café en los dientes

Ahora que hemos vuelto de las ansiadas vacaciones nos toca afrontar todas nuestras rutinas de nuevo. Uno de nuestros mejores aliados, en estos momentos, son nuestras tazas de café o de té. Esas tazas calentitas y humeantes que nos reconfortan en el trabajo y nos ayudan a emprender con la temida “vuelta al cole”.

Pero, por otro lado, consumir mucho café o té no es muy recomendable para nuestros dientes. A la larga aparecen manchas en el esmalte que afean nuestra sonrisa, y por ello, la prevención es nuestro mejor aliado.

 

¿Cómo afecta el café a los dientes?

El consumo excesivo de café está relacionado con la aparición de manchas en los dientes. Este tipo de manchas suelen ser más oscuras que el resto del esmalte dental pero son superficiales, con lo cual son más fáciles de eliminar. Normalmente asociamos más las manchas al consumo de café que al consumo de té. Pero la teína mancha muchísimo más los dientes que la cafeína.

Os propongo que hagáis una prueba; Observad cómo quedan el interior de las tazas en las que solemos tomar café y cómo quedan las tazas en las que solemos tomar té. Veréis que los interiores de las tazas de té siempre suelen volverse mucho más manchadas y oscuras que las de café. Pero cuidado, ambas bebidas pueden provocar manchas en los dientes.

Además, tomar mucho café también puede provocar mal aliento, y esto se debe a las propiedades deshidratantes del café. Al deshidratar la boca el ph cambia lo que favorece el terreno para el desarrollo de bacterias y éstas pueden provocar mal aliento (halitosis). Además, estos cambios de ph en nuestra boca pueden también favorecer la aparición de la caries. No olvidemos que la caries está provocada por la bacteria Streptococcus Mutans.

 

«El consumo excesivo de café está relacionado con la aparición de manchas en los dientes. Además, tomar mucho café también provoca mal aliento.»

 

Cómo prevenir las manchas en los dientes

La aparición de manchas depende mucho de la cantidad de tazas de café o té que se toman al día y de las pautas de higiene dental que se siguen a diario.

La prevención es la clave para evitar la aparición de manchas en el esmalte bucal, por esta razón, recomiendo realizar una visita en septiembre para revisar las pautas de higiene dental. Muchos pacientes acuden a mi consulta para que les aconseje unos buenos hábitos de higiene bucal de forma totalmente personalizada.

Las pautas de higiene varían según el estilo de vida de cada persona. No serán las mismas rutinas para una persona que toma 4 cafés al día y presenta sensibilidad dental, que otra persona que prácticamente no consume café y que tampoco presenta sensibilidad dental.

 

La importancia de adecuar tus hábitos de higiene bucal

Hay muchos factores a tener en cuenta para poder mantener una higiene oral que sea correcta y a medida. Para cada caso me gusta proponer fórmulas de higiene personalizadas que tengan en cuenta los siguientes factores:

  • Tener una buena técnica de cepillado: Es muy importante tener una buena técnica de cepillado, que además sea adecuada para cada tipo de periodonto.
  • Utilizar el cepillo de dientes más adecuado: En consulta suelo recomendar cepillos distintos según la edad y el estilo de vida, pero por norma general, los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de escoger un cepillo son los siguientes: debe tener el cabezal pequeño, para poder llegar a las zonas de difícil acceso de la boca, con filamentos suaves y flexibles que sean respetuosos con tus encías y un mango ergonómico con el que puedas aplicar la técnica de cepillado que recomiendo en cada caso.
  • Utilizar el hilo dental: Aunque no estamos acostumbrados a utilizar el hilo dental, es muy fácil aprender su uso y es una herramienta vital para prevenir las caries entre los dientes (caries interproximales).
  • Seguir una rutina de cepillado adecuado: cuando me preguntan ¿cuál es la forma correcta de cepillarse los dientes? respondo con varios factores clave:
    1. Abarcando tanto diente como encía: muchos pacientes se cepillan los dientes olvidándose de las encías, cuando lo ideal es masajear tanto el diente como la encía.
    2. De forma suave, sin agredir la encía. No se trata de ejercer presión sino de masajear. Agredir la encía no es conveniente y no por cepillar más fuerte conseguiremos mejores resultados.
    3. Cubriendo la totalidad de la boca. Es muy fácil olvidarse de las partes más inaccesibles de la boca, pero es primordial cubrir todos los dientes, (dientes superiores e inferiores) y caras (exteriores e interiores). Y también cepillar la lengua.
    4. Usando poca pasta de dientes: además, suelo recordar a mis pacientes que usen poca cantidad de dentífrico para evitar el exceso de espuma (no cubras todo el cepillo como nos enseñan los anuncios, con una bolita del tamaño de un garbanzo bastará). Lo más importante no es la pasta de dientes sino el cepillado.
  • Frecuencia y Duración del cepillado: tan importante es la técnica del cepillado como la frecuencia y duración. Cepillarse 3 veces al día, después de cada comida (tanto en casa como en la oficina), y durante 2 minutos mínimo, es lo recomendable. Pero yo suelo elevarlo a 3 minutos, ya que con el tiempo es muy fácil relajarse y olvidarse de estas sencillas pautas. Encontrar una distracción como ver la tele durante el cepillado es un truco que suelo recomendar para aquellos que desisten fácilmente.
  • Higiene bucal realizada en la consulta: es más que una simple limpieza, recomiendo programar higienes dentales cada cierto tiempo para cercionarme de que las pautas de higiene que se siguen en casa estén dando resultados o si se debe corregir algún hábito. Para los pacientes con enfermedad periodontal se deben programar las higienes rutinariamente para mantener la enfermedad estable el máximo de tiempo posible.

«No serán las mismas rutinas para una persona que toma 4 cafés al día y presenta sensibilidad dental, que otra persona que prácticamente no consume café y que tampoco presenta sensibilidad dental.»

Y si ya tengo manchas, ¿puedo eliminarlas?

En los casos en que ya se tengan manchas y sea necesario devolver la blancura a los dientes se pueden realizar varios tipos de blanqueamiento que se adaptan a las características y necesidades de nuestros pacientes. Así como, pastas de dientes específicas que ayudan a retrasar la aparición de manchas en el esmalte.

Los blanqueamientos de última generación que utilizamos en nuestra consulta dental están formulados para fortalecer el esmalte, disminuir la sensibilidad y proteger contra la caries.

Ven a vernos y pregúntanos qué hábitos son los más adecuados según tu estilo de vida.

Odontóloga y Directora General
Mi pasión es acompañar los centros médicos y los equipos de trabajo del ámbito de la salud hacia la excelencia. Tengo un perfil polivalente con la capacitación para dirigir los centros de salud y el conocimiento necesario como odontóloga para gestionar los equipos.

Solicita tu primera visita sin compromiso

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Chéron Clínica Dental S.L profesional “Equilibria Clínica Dental”.
Finalidad: Dar respuesta a las consultas/gestión de citas/envío de boletín informativo o comunicaciones comerciales.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el Aviso Legal y Política de Privacidad.